04/03/2018
Un nuevo dispositivo eleva la secreción de saliva en pacientes con xerostomía

Un nuevo dispositivo de electroestimulación permite aumentar la secreción de saliva en aquellos pacientes que sufren xerostomía o sequedad bucal, problema que afecta a uno de cada cuatro adultos. 

La eficacia de este aparato ha sido comprobada en un estudio publicado en Oral Surgery, Oral Medicine, Oral Pathology, Oral Radiology and Endodontology, en el que ha participado Rafael Martín-Granizo, miembro de la junta directiva de la Sociedad Española de Cirugía Oral y Maxilofacial (Secom) y su equipo del Hospital Clínico San Carlos, de Madrid. 

El dispositivo, llamado Saliwell GenNarino, está indicado para "las personas que sufren xerostomía o sequedad bucal, hipofunción de las glándulas salivales o efectos de esta última como las caries rampantes, halitosis, mal gusto, infecciones por hongos o el síndrome de boca ardiente", ha indicado Martín-Granizo. Estos problemas prevalecen en entre el 25 y el 30 por ciento de la población, sobre todo en ancianos y en mujeres, en tres por cada hombre, en concreto, según el estudio. 

La nueva tecnología "alivia los síntomas de sequedad de la boca, aumenta la secreción de saliva, no causa efectos secundarios y mejora de forma gradual los efectos positivos durante su uso". Además, es efectivo contra las complicaciones que pueden resultar de la sequedad bucal como las caries o enfermedades de la mucosa de la boca. 

Dispositivo removible 
Se trata de un dispositivo removible que envía impulsos eléctricos de muy baja intensidad, no apreciada por el paciente, para estimular los nervios relacionados con la secreción de las glándulas salivales, haciendo que éstas generen más saliva natural. Se compone de un módulo electrónico, un software específico y una pila o batería. 

Saliwell GenNarino se fabrica de manera personalizada tras su revisión por un cirujano oral y maxilofacial que examina la boca del paciente, y funciona por control remoto a través de un mando a distancia. 

"Una vez seguidas las instrucciones dadas por el especialista, el usuario puede introducirlo en su boca fácilmente, tras activarlo con el mando a distancia y sacarlo sin problemas. Lo utilizará con la frecuencia que él estime oportuna y de acuerdo a sus necesidades, aunque lo recomendable es no usarlo más de una vez por cada hora y como máximo durante diez minutos", ha explicado Martín-Granizo.